viernes, 21 de mayo de 2010

The Rocky Horror Picture Show - Jim Sharman (y Richard O'Brien)


“No lo sueñes, hazlo”.
Ésta quizá debería ser siempre la consigna, hacerlo en lugar de soñarlo, no dejar nada en el tintero, por eso hoy quiero acercarme al universo “horrorita” y a ésta película de culto que es “The Rocky Horror Picture Show”.

Cuando en el verano de 1973 se estrenó en el Royal Court Theatre este musical teatral sin muchas pretensiones, su guionista (Richar O’Brien) y su director (Jim Sharman) no imaginaban el monstruo que estaban creando.  La obra fue un éxito, tanto que en 1975 se rodó la película, donde participaba parte del reparto original. Pero como pasa con las cosas buenas, en sus inicios no fue bien recibida y quedó relegada a cines alternativos y sesiones de media noche. Esta circunstancia fue la que provocó que se hiciera de un público fiel que empezó a acudir todas las semanas a los pases. Y con las repetidas exhibiciones, ese público fue perdiendo la vergüenza: cantaba las canciones, hablaba con los personajes, se disfrazaba y utilizaba “props” (utillería). Toda una parafernalia que se organizó alrededor de la película y que sigue haciéndose en nuestros días.
Porque The Rocky Horror Picture Show es una de las películas más exhibidas de la historia del cine, actualmente se hacen pases mensuales en algunas ciudades y pases esporádicos en otras. Yo tuve la suerte de perder la “virginidad” (así se les llama a los que acuden por vez primera a un pase de The Rocky) hace unos cuantos años en la sala de un centro cultural de Murcia, y estoy deseando repetir la experiencia.

En mi caso, la utillería necesaria para interactuar con la película nos la proporcionó  el mismo centro cultural, aunque si en tu ciudad la exhiben y no quieres perdértela, lo mejor es que lleves lo que necesitas desde casa. Los “props” necesarios son:

Globo: Hay que explotarlo al principio de la película, cuando los labios canten “But when worlds collide”.
Arroz: En la boda, cuando los novios salgan de la iglesia.
Periódico: Utilízalo para cubrirte la cabeza de la lluvia (lo hace la protagonista, Janet, al salir del coche).
Pistola de agua (llena): Se dispara a diestro y siniestro cuando Brad y Janet salen del coche y se mojan.
Linterna o encendedor: Enciéndelo cuando los protagonistas canten “There’s a light”.
Carracas y matasuegras: A la vez que lo hagan los transilvanos.
Guante de goma: Cuando el Dr. Frank – N – Furter nos presenta su creación, chasquea los guantes. Nosotros también.
Confetti: Los transilvanos lo lanzan cuando el Dr. Frank y Rocky se dirigen al dormitorio. Nosotros con ellos.
Papel higiénico: Se lanza al aire cuando Brad grite “Great Scott!”
Gorrito de fiesta: ¿Fiesta de cumpleaños? Cuando el Dr. Frank cante el “cumpleaños feliz”, nos lo ponemos.
Cartas (de baraja, nada de las cartas del novio/a, jeje): Cuando el Dr. Frank cante “Cards for sorrow, cards for pain”, las lanzamos por todas partes.


En las proyecciones de la película es muy probable que encuentres “Cast”, que son un grupo de gente que actuarán antes, durante o después de la película, cantando las canciones o representando las escenas que ves en pantalla, y animando (más si cabe) la proyección.

En cuanto a la película en si, el argumento gira en torno a una pareja Brad (Barry Bostwick) y Janet (una jovencísima Susan Sarandon), que piden ayuda en un castillo porque su coche se ha estropeado. Como llueve, los invitan a entrar dentro, y allí conocen a Riff  Raff (Richard O’Brien, el creador de la obra teatral y la película), a Magenta (Patricia Quinn), al Dr. Frank – N – Furter (un desatado Tim Curry), a los transilvanos que celebran su convención (del planeta Transexual, en la galaxia de Transilvania) y a Rocky Horror (Peter Hinwood), la criatura que el Dr. Frank ha creado simple y llanamente para tener sexo con el.

Sorprende ver a Susan Sarandon en una de éstas, se nos presenta tan joven que supongo que fue una de sus primeras películas, aunque el que realmente se come la pantalla es Tim Curry, un Dr. chiflado vestido con corsé, medias, liguero y tacones, con el pelo rizado y los labios muy rojos, que mezcla a Mick Jagger con Freddie Mercury para crear un personaje excepcional e inmortal.

La película tiene unas canciones maravillosas para cantarlas “a grito pelao” y para que se te vayan los pies de la butaca. Las canciones las tengo en un CD que me pongo en el coche cuando viajo sola y puedo cantar a gritos sin molestar a nadie, es un ejercicio anti-estrés muy recomendable, cuando terminas te quedas nuevo.

Así que no lo pienses más, normalmente cuando se hacen pases de la película en ciudades que no son Madrid o Barcelona, te informan en el periódico de dónde y cuándo se va a producir tamaño desmán, porque esta película hay que verla en el cine, nada de ordenador o dvd, hay que mezclarse con los “horroritas” (los que ya la han visto varias o muchas o infinitas veces) y perder la “virginidad” de una de las maneras más divertidas que puedas imaginar.
Ya lo sabes: “No lo sueñes, hazlo”.

Por cierto que la próxima exhibición de la película será el sábado 5 de junio, a las 22:00 h. en los cines Casablanca de Barcelona. Las entradas ya están disponibles en taquilla o a través de Paypal. Lo organizan desde la web www.rhps.es   que es también de donde he obtenido alguna de la información que he traído aquí, aunque si queréis saberlo todo sobre esta película, no dudéis en visitar la página, porque es genial.


11 comentarios:

almalaire dijo...

Que grande la Sarandon...El género desde luego no me tira mucho, pero la promesa del cachondeo me lo pintaba la mar de apetecible hasta que has dicho que escuchas las canciones en el coche y bueno, no se muy bien como decirte...esto... que...

Desde el cariño, Seve eh? pero cada vez estoy más convencida de que la música de tu coche debería pasar controles sanitarios

XD XD XD

Ahora en serio. A mi esta peli gustaría mucho verla contigo y
con más hatunes, a ser posible.

Besos Mil

severinne dijo...

¿Perdonaaaa? ¡La música que se escucha en mi coche -cuando voy sola, que cuando voy con mi santo es todo Led Zeppelin, Rolling Stones, Tom Waits y basura de ese tipo XD XD- es de la mejor calidad! Y no se cuando has viajado tu conmigo en mi coche para decir que la música que escucho debe pasar controles de sanidad. ¡Falacias! ¡Mentiras orquestadas por las fuerzas del mal que quieren buscar mi ruina! No deberías hacer caso de semejantes mentiras, Alma, te aseguro que tu conmigo en mi coche, viajando solitas, estarías encantada de la música que te pondría, y seguro que hasta la cantabas también "a grito pelao".

En cuanto a la peli, nena, a mi también me gustaría verla en una sesión "hatuna", sería la pera (contengo el taco que iba a poner en lugar de pera, jejeje) y disfrutaríamos mucho, de verdad. Lástima que estemos tan lejos como para compartir coche (XD) o para hacernos "horroristas" y conseguir que perdáis la virginidad.
Besos, reina mora

severinne dijo...

Se me olvidó añadir que si, soy friki, mi hermano pequeño utiliza ésto para reirse de mi, hasta que le pongo algo que le gusta, y mucho, y entonces dice que sigo siendo friki, pero molo :-P
(Vamos, que molo mazo como la canción de ese genio musical que es Camilo Sesto, sólo a la altura del otro, del grande, del inconmensurable Pablo Abraira)
XD XD XD XD

aratz dijo...

Seve, reconozco que todavía no he perdido la "virginidad" con los horroritas, pero la he visto bastantes veces. Una película friki, y qué? Me gusta

Lo que no me puedo imaginar es a alma y ti, en el coche cantando a grito "pelao" Toucha, Toucha, Touch me. Sería algo más legendario que el "gavilán o paloma"


Besos.

almalaire dijo...

Di la verdad, Acho, tú lo que quieres es cantar con nosotras ;)

severinne dijo...

Aratz, acho, lo que más me gusta es verte por aquí, siempre, y luego que también te guste esta película. Lo de ser o no ser friki es lo de menos, lo mejor es disfrutarlo.

Alma, pues no estaría mal meternos unos cuantos en mi coche y darnos unas vueltas para desestresar, jejeje.

Besos a miles para los dos

Lorielana dijo...

¿Quepo en el coche? Oye mejor esto que la de Viggo. Busqué el libro, bajé de Internet la peli y aun estoy acojoná. Viggo estará de muerte, pero yo me pasé las dos horas pensando en hacerle un puchero, y eso es un desperdicio de libido incalculable.
A lo de cantar me apunto, pero terminareis callándome, seguro. Otra cosa para la que dios no me dotó fue para el canto...y van .... También a una sesión de cine hatun para verla. Es friki, ya lo sé. ¿y que somos nosotros sino frikis? A mi me gusta frikilandia, de hecho el frikilandes es un idioma que los hatunes hablamos a la perfección.
BEsosssssssssssssssssssssssssssssss

aratz dijo...

Que miedo!!!! viajar con las tres sistas en el coche!!! Ni Susan Sarandon en plena bacanal de los transilvanos!
Aunque aceptaría con la condición de que el coche sea un audi rojo descapotable, ;b

severinne dijo...

Lorie, ya lo tengo decidido: cambio el coche por una furgoneta, pero no una cualquiera, una VW de las de los años 60. Ya tengo pensado cómo la vamos a decorar, con flores flower power y muchos colorines, y por supuesto, la música que se escuchará será friki - casposa a más no poder, para poder desgañitarnos a placer. Y no creo que nadie te calle, reina mora, porque me parece que por aquí, el don del canto no lo recibimos ninguno, jejeje.

Aratz, lo del audi descapotable rojo lo tengo un poco difícil XD. Si quieres, lo aportas tu y yo te sigo con la furgo, ahora que tendríamos que sintonizar la misma música, para que la "caravana" tenga sentido, jajajaja.

Besazos mil para los dos

Jose Lorente dijo...

La ponen en el Melies cada año, pero sin interactividad. Pinta bien esa sesión en el Casablanca, pero quizás sea la sala con peor acústica de Barcelona.

Peli de culto, sin duda, pero no sé hasta qué punto sobrevalorada, como casi todos los cultos.

En cualquier caso, peco de mitómano y disfruto con estos disparates, igual que Monsieur Laurent. Él es un fan entregado de esta película que para ambos es la cima de la caspa en celuloide. Recuerdo haberla recomendado hace años en alguna sesión que programaron en la Filmoteca.

Ambos te agradecemos la entrada y te enviamos un abrazo fuerte lleno de purpurina y carmín.

severinne dijo...

Jose, recojo ese abrazo de purpurina que me viene estupendamente para las lentejuelas de mi corsé.
Es una pena que esa sala tenga mala acústica, porque tratándose de un musical...
Intuía que a M. Laurent le iba a gustar, ha sido toda una sorpresa descubrir que a ti también XD.
Y en cuanto a que esté sobrevalorada, seguro, como bien dices, pasa con muchas pelis de culto, si encima es casposa, ya ni te cuento, los frikis nos agarramos a lo que sea con tal de disfrutar un rato, jajajaja.

Otro abrazo travestido para ti y mis respetos a M. Laurent.